Cuando hay que ganarse la vida

Si, a pesar de todo alguien persiste en su afán de dedicarse al mundo de la farándula, le recomiendo que siga leyendo los siguientes capítulos.

Capítulo II

Cuando hay que ganarse la vida

Vamos a suponer por un momento que nuestro jovencito/jovencita haya superado la fase inicial de introducción en el mundo de la música (estudios musicales, pertenencia a conjuntos juveniles, participación en concursos, grabación de maquetas, actuaciones por amor al arte…).

Si pese a todos los desengaños que haya acabado sufriendo, persiste en su afán de ser una estrella del rock, de la opera, de la música clásica, del pop…

En primer lugar, enhorabuena chaval, hay que reconocer que los tienes más grandes que un toro, o posiblemente, que las dotes de persuasión de tu novia, tus padres tus profesores y tus colegas, necesitan claramente mejorar.

En fin, que si sigues queriendo dedicarte a este tinglado y pretendes ganarte la vida, debes saber que se te ofrecen diferentes opciones.

A saber:

Especialista en bodas, bautizos comuniones, chiringuitos de playa, hoteles de turistas y verbenas de bajo presupuesto.

Para dedicarte a estos menesteres, tendrás que realizar un desembolso previo y comprarte un equipo de sonido, (no es necesario que sea muy potente, con 200/400W la cosa ya funciona). Necesitarás una mesa de mezclas de ocho canales, un polifónico normalito, un soporte para el teclado, dos micrófonos con sus pies, unas luces de colorines y (MUY IMPORTANTE) un ordenador portátil, un lector de minidisc, o en su defecto un lector-grabador de archivos mp3.

En el tendrás que grabar los más famosos pasodobles del repertorio mundial: “La morena de mi copla”, “Paquito chocolatero”, etc. También necesitarás los grandes éxitos de Georgie Dann: “El chiringuito”, “Mama qué será lo que quiere el negro”, “La barbacoa”, etc. Algún bolero, posiblemente un par de tangos, algunos valses, y además, alguna obra maestra de la música del país, como: “Aserejé”, “Los pajaritos”, “El corral”, “La Ramona” etc.

Si no sabes como grabar los playbacks, o no sabes cómo instrumentar las canciones, pues te las bajas de Internet y listo. El rollo consiste básicamente en que la gente baile, haga el burro…y sobre todo que corra el cava.

Para conseguirlo, entre pieza i pieza tendrás que animar el cotarro, diciendo de vez en cuando “Que vivan los novios”, “Cuántos novios va a tener esta niña tan preciosa”, “Qué bonita es la verbena de san Antonio” y cosas por el estilo.

Tú tienes que limitarte a ir cargando las memorias que tienes grabadas en el ordenata, y de vez en cuando cantar alguna. Y si lo tuyo es tocar la guitarra, el bajo o la batería y no te aclaras mucho con el polifónico, pues haces ver que lo tocas y vas pasando el rato…

En realidad, no engañas a nadie. Ni por casualidad te preguntarán como es posible que un puñetero teclado pueda sonar como una orquesta de diez o doce tíos… Es igual, la cuestión es que la gente haga fotos, se lo pase bien y salga contenta de la fiesta.

Si tu novia, mujer, amante o lo que sea, se anima a colaborar en la empresa, podrá ayudarte a cargar y descargar el coche y a montar y desmontar el tinglado.

Y si ella además es mona y no tiene demasiados reparos en mostrar generosamente sus piernas, la podrás hacer subir a la tarima y hacer que cante alguna canción sencillita. Todo ayuda, sabes…

De dinero no mucho, la verdad. Pero el trabajo no mata ni es necesario ser Elton John para realizarlo.

En general, la gente que contratan este tipo de eventos, (es decir los novios del casorio, los padres de la niña tan mona que hace la comunión o los organizadores de la verbena), no suelen poner inconvenientes en pagar el precio que habíais pactado.

 

Músico componente de una orquesta de baile

Cuando llega el verano, la mayoría de pueblos celebran las fiestas del santo patrón. Para darle más relieve al tema y para que los vecinos vuelvan a votar al mismo alcalde, los ayuntamientos contratan los servicios de una o dos Orquestas de baile.

Estas orquestas suelen llamarse: “Los reyes del ritmo” o “Sensaciones musicales” o otros nombres por el estilo, y acostumbran a estar compuestas por doce o trece músicos, dos o tres cantantes, un director musical que hace los arreglos y dirige el tema artístico, dos o tres “chispas, furgoneteros, y lo que haga falta”, que transportan y montan los trastos, y un agente/representante que es quien busca los bolos y lleva el tema de los dineros.

Ahí si que puedes ganar una pasta, mira tu…

Pero para meterte en este rollo tendrás que ser un buen músico y tener un estado físico a prueba de todo.

El diario normal de un músico de una de estas orquestas en plena temporada de fiestas patronales suele ser:

8 a.m. Cógete el coche, pasa a buscar a tres o cuatro compañeros más y ves hasta “Almendralejo de Pisuerga” (eso si sabes donde puñetas está el pueblecito. Si no, búscalo en la guía Michelín) y llega a tiempo porque a las…

11 a.m. Tenéis que tocar en la solemne procesión que sale de la ermita de san Isidoro bendito y va hasta el Ayuntamiento de la villa.
Allí a la…

1 p.m. Tendréis una sesión de bailes regionales. (Sardanas en Cataluña, Jotas en Aragón y Navarra, Folías en las Canarias, bailes de Moros y Cristianos en Valencia… Después de comer, a eso de las…

5 p.m. Tendréis que dar un concierto de música clásica en el Casino. A estos eventos, acostumbra a acudir la gente mayor del pueblo. Las señoras huelen a perfume barato, y los hombres a puro de dudosa calidad. Pero en general, todos se lo pasan muy bien, les gusta mucho y aplauden mucho.

En estos conciertos, se suele tocar: “Los sitios de Zaragoza”, “Poeta y aldeano”, una selección de “La Revoltosa” alguna cosa de “Il Divo” y para terminar, dos o tres valses de Strauss.

Después del concierto y en el polideportivo municipal, a las…

7 p.m. Gran baile de tarde. (Aproximadamente 1 hora y media) y después, también el polideportivo, a las…

10.30 p.m. Baile de gala hasta las 2 a.m

 

Si son dos orquestas, así en general, la cosa se puede aguantar bastante bien. Si solo es una, acabas hecho polvo y tienes que buscarse la vida con los compañeros para ir haciendo turnos y poder descansar.

Terminado el baile, guarda el instrumento, vete a comer alguna cosa, (si encuentras algún sitio abierto) súbete al coche con tus compañeros y vete a “Villa pinos del Encinar” donde figura que tenéis una habitación reservada en la fonda y, donde mañana os espera otro día igual al de hoy más o menos… Y así, Julio, Agosto y Septiembre.

Lo dicho, ganas una pasta pero acabas el verano hecho una mierda. El resto del año, en general, tendrás que buscarte la vida trabajando como agente de seguros, instalador de aire acondicionado…

 

Acompañante de una figura más o menos famosilla.

Cuando ya empieces a estar hasta los mismísimos de fiestas mayores, procesiones y bailecitos hasta las tantas, igual un día suena tu teléfono y alguien te propone acompañar a “Fulanito de Tal” brillante ganador de la ultima edición de Operación Triunfo, Factor X, Pop Star…

Ojo, la cosa puede ser interesante. En términos generales, el trabajo es más descansado que el de músico de orquesta pero también tiene sus pegas.

Ganarás más pasta, estarás más bien considerado y, en general, tocarás menos rato y en lugares más decentes. (Discotecas, teatros, etc.). Pero viajarás la tira, ¿vale? Seguramente llegará un momento en el que conocerás por su nombre de pila a las azafatas del puente aéreo, los pilotos de Iberia, los recepcionistas de los hoteles y los camareros de muchos restaurantes.

En el terreno artístico, a veces se da el caso de que el tal “Fulanito” canta bien, la orquesta o conjunto que lo acompaña suena de puta madre, y el sonido, la iluminación y la puesta en escena son buenos.

Pero con el tiempo descubrirás que al público, en general, todo eso le importa un pito. Ni se fijan en los detalles, ni se dan cuenta de nada… Ellos van a ver a Fulanito”, y mientras queden alucinados ya está.

Pese a todo, para acompañar a una “Estrella” tú tendrás que ser un buen músico, dominar idiomas, saber leer partituras sin problemas, saber improvisar, saber transportar, y hacer lo que sea necesario para que brille “La estrella”. No lo olvides, lo primero siempre es Él.

Tú formas parte de la comparsa, y ya está.

Ah, y no pongas problemas si hay que hacer giras por Hispanoamérica, Estados Unidos, Japón… Hay muchos y muy buenos músicos sin trabajo a los que les gusta mucho viajar.

 

Un consejo: Si acompañas a una mujer que va de guapa y fashion por la vida –cosa que puede pasar– por mucho que pueda parecer que esta disponible: (soltera, separada, divorciada…) vete con mucho cuidado con tener confianzas con Ella.

Cada cual con su trabajo y punto. Hazme caso, las cantantes, actrices y modelos, más o menos famosillas, que aparecen en las revistas del corazón, en la tele y demás, generalmente son unas tías muy especiales…

 

Otro consejo: Si la figurilla en cuestión es un tío y encima va de guaperas, la cosa cambia. Verás, las chicas que van al concierto de la figurilla, generalmente están todas perdiendo el culo por conocerlo, fotografiarse con ÉL, y si es posible ligar con ÉL

Y como que ÉL no puede estar con todas ellas, y como posiblemente ÉL pase mucho de tías porque sea un poco “rarito” o porque esté liado con una tía impresionante, que lo acompaña a todas partes… si te lo sabes montar un poco bien, siempre podrás ligarte alguna chavala más o menos espectacular.

Con la ventaja de que después de rematar la faena, viene aquello de: “Joder tía, ha estado de puta madre, ¿vale Mari Pili? Pero mira qué putada, mañana actuamos en Valencia, y nos vamos dentro de diez minutos, ¿sabes?” O sea que adiós muy buenas.

Y tranquilo que en Valencia habrá más Mari Pilis, Mireia’s, Yesica’s, Sheila’s…

En resumen, el trabajo en general mola. Ganas pasta, sales por la tele, ligas bastante, haces turismo… La pega es que no tienes vida familiar, ni puedes echar raíces en ningún sitio, ya que constantemente estás viajando de acá para allá. Por otra parte, esta faena tiene fecha de caducidad. Keith Richards puede subir al escenario con 64 años, pero tú no.

 

En fin, amigo mío, que los años no perdonan, y menos encima de un escenario. Por lo tanto, es muy importante pensar en el día de mañana, tener un empleo alternativo, y saberse retirar a tiempo.

Es un consejo.

23 Responses to Cuando hay que ganarse la vida

  1. Quico dice:

    Cuanta razón que llevas, compañero…
    Los jóvenes lo único que ven son los grupos poperos que llegan a la fama de la noche a la mañana, sin apenas conocimientos musicales, que hacen giras mundiales, se forran y encima ligan que te cagas…

    Pero en cambio no ven que a los dos meses nadie se acuerda de ellos, ni tampoco ven que las salidas profesionales para la mayoría de la gente “normal” suelen ser de lo menos creativo (BBC, ferias, etc.) y de lo más escaso.

    Está visto que engañar a un jóven es lo más fácil del mundo, de aquí Operación Triunfo, Factor X, Pop Star y demás porquerías. Puede que tengas suerte y te “toque la lotería”, claro… pero esto nunca debe darse por sentado, y además, estas “loterías” se acaban, no falla.

  2. musicoco dice:

    Amigo, con lo de las orquestas de baile andas un poco perdido, o las que conoces sí que lo tienen chungo de verdad.

    Llevo ya varios años dedicándome profesionalmente tocando en orquestas de baile y no tiene nada que ver con el comentario que has hecho.

    En la orquesta en la que trabajo (13 componentes) el 80% tiene estudios superiores de música y el personal técnico es cualificado.

    ¿una orquesta tocando en la procesión? la primera vez que lo veo…

    Por ejemplo, si nuestra actuación empieza a las 11 de la noche, tenemos que estar en el pueblo a las 8 de la tarde más o menos para hacer la prueba de sonido tranquilamente, cenar y poder cambiarte para la actuación. Los músicos no montamos sonido ni iluminación, para eso ya se encarga el personal técnico.

    Por lo tanto, si el bolo está a unos 100kms de mi casa, salgo a las 7 de la tarde, no a las 8 de la mañana como tú dices.

    Sí es cierto, que en algunos lugares hay que tocar al mediodía (baile del vermouth) o un pase en la tarde. Por suerte, por la zona en la que trabajo no pasa esto…

    También hay que decir, que en muchos pueblos te encuentras escenarios en condiciones pésimas, que lo más problabe es que suceda un accidente. Otra situación bastante habitual es no tener un camerino para cambiarse. No hace falta que tenga lucecitas alredor del espejo, ni cava ni canapés, pero que por lo menos esté “medio limpio” y tenga un aseo donde poder hacer nuestras necesidades. Sí, los músicos “tambien cagamos”

  3. Moraledinsky, o sea el autor dice:

    Muy posiblemente la cosa haya cambiado, no lo se… Lo que si se, es que yo, en mis comienzos, habia tocado en procesiónes por la calle. habia tocado en bailes regionales, habia tocado en conciertos y habia tocado en el baile de tarde i en el baile de noche… I todo el mismo dia…
    Vale que el equipo lo montaban los “chispas” , peró el tema iba asi…
    Lo de los camerinos i tal, pues mira, jo podria escribir un libro… Desde ir a buscar compresas para la cantante a las dos de la noche en Villaconejos, hasta encontrarnos dos o tres tios haciendo nuestras necesidades debajo de los palcos de un entoldado.

  4. Paco dice:

    Saludos, en 2004 estuve con una orquesta tocando en una procesion y ha sido la unica vez que me ha pasado y la verdad no pegabamos ni con cola y ademas mi jefe dijo que tocaramos el repertorio como todos los dias tal cual, fue alucinante la verdad pero nadie vino a decirnos nada y la procesión iba a lo suyo..

  5. Moraledinsky dice:

    Vamos a ver… Las cosas, con el tiempo van cambiando…Pero, más o menos, por lo que me van comentando compañeros y amigos, y por lo que voy viendo en Faceboock, hay orquestas que continúan haciendo procesiones, conciertos, bailes regionales y bailes de salón, el mismo día y en la misma población… Y sin poner demasiados inconvenientes pues hay que asegurar la actuación del año próximo, que no está la cosa para muchas alegrías…

  6. Duvan Castaño dice:

    Pues la libertad de expresar lo que se opina acerca de una profesión es un derecho que respalda la “libertad de expesión”, en mi opinión estos artículos parecen una autobiografía de una persona que no se siente satisfecha con sus logros profesionales, además de utilizar su “prfesión” para cobrar un sueldo sin creer en lo que hace.

    Respeto a todos los que se arriesgan por lograr un sueño y no me atrevo a cuestionar los ideales de nadie, hay gente para todo, en todas las profesiones se pueden encontrar personas que están satisfechas y recomiendan su profesión y quienes insatisfechos con sus logros no la recomiendan y la descalifican.

    Por el momento veo en el artículo un relato caricaturesco y divertido.

  7. Markos dice:

    Creo que sos un Pelotudo Fracaso de la vida.

  8. Anónimo dice:

    a quien le decis pelotudo

  9. Anónimo dice:

    guanmpudo gilipollas

  10. Anónimo dice:

    lift and carry music

    • Anónimo dice:

      Amigo mío tienes mucha razón yo me he echao unas risas leyendote…que coño!! es así la realidad, vivir de ser músico es francamente dificil, estamos hartos de la típica pregunta:
      -¿pero tú qué haces?
      -soy músico
      -Ah muy bien qué bonita la música , sí pero que haces aparte?
      -No, es que soy músicoooo!!!
      Supongo que lo que pides en el fondo es un poco de dignidad y respeto en todos los sentidos económico y moral que no se encuentra en todos lados.
      EStá la cosa fatal..buen verano de bolos a todos y ánimo…

  11. Martin dice:

    Por la parte donde yo vivo las orquestas solo se limitan a tocar en el baile del pueblo (he estado en unas cuantas). a las procesiones de los santos lo acompaña una banda de musica aunque se de alguna vez en que lo ha hecho la orquesta porque la banda no ha podido. por aqui en el sur tambien entran en el primer capitulo, el de la BBC, las verbenas y esas cosas, ademas de que el 80 por ciento de todas van con el mini-disc y portatil preparado. da igual que el teclista se ponga malo, al dia siguiente viene otro, total, solo tiene que lanzar las pistas del portatil. Aunque de vez en cuando te encuentras una orquesta en directo, tambien hay que decirlo. lo malo que tiene esto de las orquesta es que la mayoria de sitios a donde vas tienes que lidiar con los borrachos y gilipollas del pueblo, ya que dia si dia tambien acabaras a las tantas y esto te acabara quemando bastante. es lo malo que tiene, que muchas veces pensaras en mandar la musica a tomar por culo por lo poco que te valoran en esto.

  12. Moraledinsky dice:

    Confirmado. Todavía hay orquestas que hacen procesión, oficio religioso, bailes regionales (sardanas) y baile en la plaza del pueblo… Si, si, todavía…

  13. arturo aguilar dice:

    queridos amigos sus intenciones son buenas de aprender el idioma universal y de entregarselo al mundo, pero te as puesto a pensar en todos los que nos dedicamos a la musica estamos pagando un precio muy alto por ser un gran artista , que en realidad en la actualidad no es negocio ,y si dejas de estudiar una carrera por la musica nadie te puede garantisar una vida estable economica, vas a tener una familia algun dia y van a sufrir mucho economicamente, quierete mucho y no hagas sufrir a tu futura familia, si eres joven estas a tiempo ,yo toco la marimba , bibrafono,bajo eclectronico,congas,piano,musica internacional, y mirame estoy sufriendo por un trabajo , tu quieres pagar ese precio?quierete mucho pensando en esto, la jente quiere escuchar la musica viva gratis estas dispuesto a trabajar por nada?dios te ayude.

  14. Anónimo dice:

    Qué manera de rematar el artículo, amigo. ¿Buscarte otro curro?…
    Esto no lo hace ningún músico. Ese es nuestro curro. Por otra parte, no es todo como dices, desde luego.

  15. juan camilo dice:

    la puta madre que de igual de confundido unos que si se puede , otros que no… deberian hacer otro articulo para mas comprensión a propósito gracias al al autor del articulo y a los que comentan…

  16. Das bastante asco con tus comentarios machistas,se nota que estas frustrado

  17. yo tambien soy musico dice:

    Amigo. Me parece bien y es cierto que todo tiene su punto de humor que se puede explotar. Es la realidad de nuestro pais,pero los musicos son victimas de esos gustos pachangueros de pandereta y verbena, si hay intrusismo y otros que trabajan como soldadores y electricistas pornel invierno. Aunque la gran mayoria ha tenido la formacion seria que habla el compañero de mas abajo y que estoy segura que en otro ambiente brillaria con sus verdaderos conocimientos y sensibilidad musical. Ah! Que yo soy chica y no canto. Que no es un mundo solo de tios como dice el articulo. Pero que me ha gustado, que conste.

  18. Yo tambien soy musico dice:

    La musica es genial, y cuando algo te gusta, lo haces aun que no te paguen, y aun que no comas… solo tienen que diferenciar de los musicos profecionales y los musicos amateur.

  19. Damian dice:

    Es muy sierto
    Me gusta esta pagina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: